CIUDAD DE BUENOS AIRES CAPITAL FEDERAL ARGENTINA

Ubicación: Av. Santa Fe, Av. Las Heras y Rep. Árabe Siria, Buenos Aires

Años: 1881 (casona); 1892-1898 (proyecto e inauguración); 1900 (invernáculo)

Autores: Arq. Paisajista Carlos Thays; Ing. Jordán Wysocki y Pedro Serechetti (proyecto y construcción casona)

Monumento Histórico Nacional (1996)


En este bello proyecto, el paisajista francés Carlos Thays sumó a su habitual excelencia en el diseño una propuesta cientificista en donde se aúnan la botánica y la aclimatación de especies, incorporando por primera vez al paisajismo local los más bellos árboles nativos, como tipas, lapachos, jacarandáes, palos borrachos, ibirá pitás, horcos, carnavales o cebiles, entre muchas otras variedades. El predio de disposición triangular presenta un diseño de estilo compuesto, combinando en su traza el geometrismo francés de arbustos regimentados y macizos de flores con la disposición pintoresca inglesa. El sector geométrico se desarrolla paralelo a la avenida Santa Fe, mediante un eje que une la entrada de Plaza Italia –resaltada con araucarias–, los estanques de plantas acuáticas y un bosquecillo de diferentes tipos de palmeras que da paso a los compartimentados jardines con parterres donde se ubican las esculturas “Los primeros fríos”, de Miguel Blay Fábregas; “Saturnalia”, copia del bronce de Ernesto Biondi, y un “Mercurio”, entre otras obras. El eje se completa con la casona ladrillera de estilo victoriano –utilizada por la familia Thays durante el paso de éste por la Dirección de Paseos– y el gran invernáculo de hierro y vidrio, frente a los cuales se dispone el acceso principal, rematando en la rotonda con el Indicador Meteorológico diseñado por el arquitecto José Markovich y donado para el Centenario por la colectividad austro-húngara, en el sector de coníferas y cactáceas. El trazado regular se extiende hasta el ingreso sobre República Árabe Siria mediante diagonales, pérgolas y un canal con puentecillos rústicos, sector en donde se ubican las estatuas “IV y V tiempos de la Sexta Sinfonía de Beethoven”, de Leone Tommasi; “El despertar de la Naturaleza”, de Juan de Pari, y “Sagunto”, de Agustín Querol. A partir de este eje ordenador se liberan los senderos irregulares con amplias curvas y óvalos que concluyen en la barranca natural del terreno y en la escalinata con palmeras del acceso de avenida Las Heras, en cuya conformación se destacan ejemplares de robles, ficus y eucaliptus, y las obras “Flor indígena”, de Gonzalo Leguizamón Pondal, y “Pureza”, de Alfredo Bigatti.

Fonte de pesquisa:

http://www.arcondebuenosaires.com.ar/jardines_historicos_2.htm

Imagem principal em arquivo jpg:

Moldura: criada em linguagem HTML

Exibições: 112

Respostas a este tópico

Gracias Marcia por tu respuesta. Realmente es un inmenso placer pasear por el Jardín Botánico, si bien su forestación es paradisíaca está rodeado de arte escultural.

Beijooosss

RSS

Membros

Poema ao acaso...

Portal para 38 Blogs-Sílvia Mota

Badge

Carregando...