Dos poemas de Joaquín Ramiro Alzate y su perfil juglaresco

Joaquín Ramiro Alzate, un juglar de la memoria

La poesía actual, como heredad de la vanguardia, ha representado una constante disposición hacia la transformación de estilos y estructuras, aunque el dolor sigue siendo el fondo. En la contemporaneidad, nos hemos fijado en una intención de cambio, a veces abrupta, y el espectador suele cerrarse a propuestas clásicas como la juglaría, en una sazón de olvido; aquella que, en los pueblos de la querida tierra cafetera, parece suspendida. Eso es El Peñol, un pueblo montañero a hora y media de Medellín, Antioquia (departamento de Colombia); una versión agreste de Macondo, que, desde sus masacradas raíces, ha resurgido de la ignominia; por tanto, es la literatura una de estas plataformas para dar relieve a ese patrimonio testimonial que ha quedado en las vísceras de un dragón de agua que renace cuando se agita la memoria.

Al estilo de los antiguos trovadores, quienes, en franca lid, desnudan sus versos o diatribas a su contendor de turno, recuerdo que, hace algunos meses, un dirigente local fue increpado y cuestionado por un ente independiente que lo acusó de un rosario de presuntas acciones políticas, por medio de una trova escrita, ante la que dicho concejal respondió con un poema, en seguidilla y con una creatividad magistral. Yo sonreí ante la creativa peculiaridad, pues mayor fascinación no puede esperarse, ojalá todos los conflictos en mi país se solu

cionaran con rimas y no con balas.

Este preludio se empalma con una persona que admiro y encarna dichos ideales: la juglaría, a la sazón tradicional, y la mención del origen, a partir de dos poemas que representan este concepto discriminado en dos tópicos, la madre y la tierra, interpretados en los poemas que presento a continuación y que pretenden precisamente eso: subrayar un origen que fue desmembrado y que renace en la palabra. Va mi abrazo en la distancia, poeta Joaquín Ramiro Alzate Zuluaga. Va mi abrazo, como siempre a El Peñol, del que usted es hijo… en el mismo nivel en que quisiera serlo yo.


Manuel Felipe Álvarez-Galeano

Ph: David Tapias Usme

AURA MÍA

Joaquín Ramiro Alzate Zuluaga

1-Ay, quién pudiera encontrarte

Para volver a atar mi vida

Se ha partido en pedazos

El corazón y el alma mía.

2- Ay, quién supiera de ti

Tan cerca que te tenía

Mi vida se ha dividido

Antes contigo y luego sin ti, Aura mía.

3-Una noche de septiembre,

Ay, qué noche tan fría

Sospechaba que ese viento

Que arreciaba sin medida

Estaba era helando el alma

De los que allí te asistían.

4-Me asomaba a cada instante

Caminaba sin medida

Del patio a la casa

De la casa a la salida…

Ph: John Fredy Gómez

5-Y……… seguía el ventarrón

Y arreciaba todavía

Yo le cerraba la puerta

Porque sabía lo que quería.

6-Y...el maldito ventarrón,

a unos árboles del frente envestía

Y volví a cerrar la puerta

Para ver si lo detenía.

7-Pero… en un descuido

Sin que nadie lo impidiera

Se alzó el alma… el alma

De ti Aura mía.

8-Ay… quién pudiera creer

Que en mí ya hay dos vidas

Antes contigo madre

Y después sin ti, Aura mía.

AL VIEJO PEÑOL

Joaquín Ramiro Alzate Zuluaga

I

A ti oh Peñol querido

De viejas y humildes casas

Que un terrible quejido

Se ahogaran los recuerdos

De un antiguo caserío.

II

Y...que por culpa de un rio

Se ahogaran los anhelos

Contigo oh Peñol querido

Se inundarán los desvelos.

III

Si… el Peñol se inundara

Por culpa de una empresa

Que nos lleno de promesas

Pero que nada nos pagará.

IV

Acudiremos a otro pueblo

Que ya no tiene recuerdos

Donde se olvidarán para siempre

La historia de nuestros abuelos.

V

Abuelos que siempre luchaban

Por el progreso del pueblo

Y que pensaban que sus hijos

Seguirían como ellos.

VI

Las personas del Peñol

Que han vivido en este pueblo

No tienen más que evacuar

A otros lugares lejos

Donde ya no encontraran

A esos mismos compañeros.

Ph: @Mioriente

VII

A Dios oh Peñol querido

Yo te lloro y porque tengo rabia

Mi corazón te despide

Con un puñado de lágrimas

Dándole un beso a tus casas

de bareque y de tapia.

VIII

Solo me resta oh Peñol

Que has sido nuestra patria

En nombre de mis abuelos

No te enamores de las aguas.

Exibições: 104

Comentar

Você precisa ser um membro de Poetas e Escritores do Amor e da Paz para adicionar comentários!

Entrar em Poetas e Escritores do Amor e da Paz

Comentário de MARGARIDA MARIA MADRUGA em 16 abril 2018 às 17:23

D E S L U M B R A N T E S !

Comentário de Elías Antonio Almada em 12 abril 2018 às 19:36

Membros

Designers PEAPAZ

*Nara Pamplona

*Livita*

*Margarida*

 *Imelda*

*Toninho*

*Reinaldo*

Poema ao acaso...

Visitantes

Liv Traffic Stats

Mídias Sociais

View Sílvia Mota ***'s profile on LinkedIn

Badge

Carregando...

© 2018   Criado por Sílvia Mota.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço