EL APERITIVO LUSERA – Símbolo de la licorería concepcionera

          El historiador Rubén Bourlot, citando a otros colegas de estos pagos, afirma que “fue inventado por un inmigrante yugoslavo llamado Nicolás Miloslavich que instaló una fábrica de licores en 1899, y que había llegado 28 años antes a Concepción del Uruguay”. Rescata que el aperitivo fue de pura cepa entrerriana ya que estaba compuesto por hierbas extraídas de nuestros montes “Miloslavich logró hacer la bebida con yuyo de lucero o lusera (que en nombre científico es Pluchea Sauveoleus), marcela, arazá, angélica, quina, mini y centaura, entre otros productos naturales. Todo eso y algún secreto más conformaban una bebida de color marrón oscuro y  sabor bien amargo que comenzó a comercializarse desde 1913”.       Cortada con soda y hielo o con algún otro líquido que aliviara un poco su graduación alcohólica, fue la reina del aperitivo desde el 1913 hasta cuando promedió el siglo pasado,  cuando por la aparición de nuevos aperitivos  junto a su colega La Marcela otro icono para nuestras gargantas  fueron quedando sumergidas en el olvido .

            Ese fue el inicio de un largo camino que recorrió esta bebida, que llegaba a las bocas de expendio como boliches “esquineros”, bares, clubes, en los viejos cajones de alambre, en botellas tapadas con corchos que tenían un “sombrero” de plomo, La Marcela se vendió y hoy se produce en San Luis, La Lusera  un día cerro definitivamente sus puertas, queda su edificio  que  guarda los sueños de uno de sus últimos dueños de transformase en un Museo que aún aguardan concretarse.

             Andrés René Rousseaux recuerda que la bebida recibió en 1917 la Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Milán.

             Colaboró mucho con la notable inserción del producto en las ciudades y en los pueblos del interior la novedosa e ingeniosa campaña publicitaria llevada a cabo por sus propietarios.      

               En cada boliche del interior, en cada pueblo de las colonias, la presencia de una cancha de bochas era casi obligatoria, y en ellas, para llevar los tantos sobresalía el cartel enlosado, de color amarillo furioso con sus letras negras que decía Tome (arriba en horizontal) y Lusera (en vertical), acompañando los 18 tantos de las lisas (marcada con una L) y las rayadas (con la R).                                                           

                 “Frente a una pequeña mesa, sirvió un poco de Lusera, la bebida tradicional de Entre Ríos”, escribió Atahualpa Yupanqui. En su paso y estadía por Entre Ríos, el artista insigne del país degustó La Lusera, recordando años después, su sabor amargo y su poder de reunión que ejercía en los gauchos entrerrianos.

 

Fuente de información:

 

Elías Almada

Concepción del Uruguay -  Entre Ríos - Argentina

Exibições: 42

Comentar

Você precisa ser um membro de Poetas e Escritores do Amor e da Paz para adicionar comentários!

Entrar em Poetas e Escritores do Amor e da Paz

Comentário de Elías Antonio Almada em 9 setembro 2017 às 13:52
Comentário de MARGARIDA MARIA MADRUGA em 31 agosto 2017 às 12:36

Curiosa e interesante história.

Comentário de Elías Antonio Almada em 31 agosto 2017 às 11:06
Comentário de Maria-José Chantal F. Dias em 31 agosto 2017 às 8:27

Interessante aporte de memoria ciudadana!

Sin olvidar la mescla cultural dela imigración:

fué creado por un Jugoslavo!!

Abrazos de poesia!!

Chantal Fournet

Membros

Aniversários

Poema ao acaso...

Pensamento do dia

Portal para 38 Blogs-Sílvia Mota

Badge

Carregando...