El lector de círculos de Manuel Felipe Álvarez-Galeano

Qué es la existencia. ¿Debemos descifrarla como nuestra compañera?, ¿hace falta preguntarla para que exista, o existe solo por el hecho de que le imponemos un concepto? Miles de significados forman la piel de la sociedad, relativos en medio de un inmenso espacio de vacíos continuos, pero surge la pregunta ¿hasta c*ándo es valedero seguirte preguntando sobre la existencia?, y en ese constante mar de interrogantes es necesario sabernos humanos, y una de sus principales características es la hermandad.

 

Creas amistades, pocas, pero las formas como si fuesen una obra de arte, tratas de levantarlas como una escultura de un mármol tan fino como la comprensión. Y dedicas parte de tu tiempo, a pesar de su relatividad e incluso a veces de su inexistencia, a esa amistad.

 

Manuel Felipe Álvarez-Galeano, típico nombre largo de novela colombiana con todo cariño, nos muestra en su novela El Lector de Círculos, conceptos definidos sobre la amistad y la entrega, nos aclara el sacrificio que a veces involucra ser un amigo. Pues axiológicamente la amistad existe per se, en este caso existe como tal cuando cumple los conceptos que el poeta Álvarez-Galeano los impone con total certeza, en una suerte de catarsis personal. Considera a la amistad como una gran aventura. Solo quien es un buen amigo puedo conceptuar la verdadera amistad.

 

La novela, escrita sin muchas pausas, está matizada con profundas simbologías, con grandes metáforas de vida, la novela crea un ambiente propicio para entender c*ándo un ser humano puede tener la certeza de una amistad. Escrita en un lenguaje sin excesos de adjetivos, en donde flota esa transparencia del dolor o del abandono.

 

Existe cierto vacío flotando en la lectura de la novela, y te percatas que así se percibe los círculos del infinito, pues cerrar círculos de amistad es crear un universo que se expande en ondas circulares.

 

Los textos son lineales y te motivan su lectura. Y aquí cabe una reflexión, la línea recta e infinita está formada por una multiplicación de puntos, y que es el punto sino una manifestación aparente de la nada, y claro sabemos que después de la nada vendrá el todo.

 

La simbología que utiliza el poeta es sumamente profunda, utilizada desde las culturas más antiguas, al saberse que un círculo es la representación del todo. Y en esta inmensa simbología se desenvuelven los personajes mostrando círculos que constantemente seguirán creciendo.

 

Les recomiendo que previo a leer la novela escuchen al grupo de música Pink Floyd, grupo contestatario que siempre intentó romper los paradigmas de la educación agobiante, y es esta música la loca banda sonora que gira entre las escenas.

 

Será necesaria quizá la continuación de esta novela con lo que no se dijo en esta y es esa la promesa del poeta.

 

En fin, mis queridos amigos y amigas, la novela es una muestra de amistad y con este un rezago de ese Dios que quiso ser nuestro amigo, o quizá nuestro enemigo. Leer la novela es entrar en los círculos de la amistad y es abrirnos a percatar y apreciar los círculos que a su vez nosotros tenemos. Novela completamente recomendada para quienes nos preciamos de tener buenos amigos.

 

Saber apreciar El lector de círculos es saber apreciar la amistad y entrar de frente en una literatura limpia y desgarrada por alguien que conoce de amistades y de literatura.

 

Fabricio Silva Freire

Exibições: 71

Comentar

Você precisa ser um membro de Poetas e Escritores do Amor e da Paz para adicionar comentários!

Entrar em Poetas e Escritores do Amor e da Paz

Comentário de Críspulo Cortés Cortés em 7 novembro 2016 às 13:45

Comentário de Sílvia Mota em 7 novembro 2016 às 1:33

Membros

Designers PEAPAZ

*Nara Pamplona

*Livita*

*Margarida*

 *Imelda*

*Toninho*

*Reinaldo*

Poema ao acaso...

Visitantes

Liv Traffic Stats

Mídias Sociais

View Sílvia Mota ***'s profile on LinkedIn

Badge

Carregando...

© 2018   Criado por Sílvia Mota.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço