LOS NIÑOS Y SUS CULTURAS

 


Era un niño, aun con la ilusión de disfrutar sus juegos . La vida le arrebato a su padre, A sus escasos ochos años de edad no entendía ni comprendía la muerte de su progenitor. Solo le parecía una gran injusticia. Mientras otros niños jugaban, el muy decidido le prometió a su madre, ayudarla y acompañarla. Se sentía orgulloso al cooperar para solventar el hogar.
Lustraba zapatos, daba puntadas a los cueros, ya diseñados por su mamá. Colaboraba de forma artesanal. A veces pensaba: ¡Tú lo hacías papá! ¡.seguiremos, haremos zapatos!...
Así el niño, junto a su madre, cantando, riendo fabricaba zapatos.
La madre con alegría por la ayuda estaba feliz, y agradecía diciendo : ¡ tanto trabajo, tanto esmero! ,mientras el niño cantaba: ¡viva el cuero!-
El niño zapatero una y otra vez lustrando calzados, disfrutaba contemplaba al mundo, no desperdiciaba la vida, buscaba superarse, iba a la escuela , desafiando los momentos que vivía, aun entre malezas ante la existencia de un arco iris que parecía querer alcanzar. Con su mirada posada en las esperanzas para superar cualquier reto. Por tener un alma limpia y pura con raíces definidas, embriagado de emoción, sin pensamientos negativos, corría, soñaba, vivía para volver a empezar cada día.
Vemos a un niño con todas sus fuerzas dispuesto a enseñarnos que se puede contemplar el sol que nos saluda en cada amanecer...El ahuyentaba todas las melancolías y cualquier fantasma con el objetivo de superarse....
 

UN NIÑO GUARANÍ

Aldea guaraní ubicada a las orillas del Río Paraná, en donde la vida pasaba sin sobresaltos. Había un niño guaraní, ayudante de su abuelo, quien después del almuerzo salía alistar la canoa para arrojar las redes al río.

Mientras su padre tenía tareas que cumplir en las siembras para proveer el maíz y la mandioca y recolectar frutos de la selva para el alimento diario.

Su madre tejía las redes y trenzaba los hilos sacados de las cortezas de los árboles para tener redes seguras y recoger sin riesgos los peces del río.

La vida pasaba tranquila, a veces el niño salía al bosque con su padre a cazar algún chancho salvaje, pero un día se encontró de frente a un mono carayá, ambos se miraron por un instante y empezaron a acercarse.

El mono carayá suavemente le estiró las manos  al niño, ambos se abrazaron    de inmediato. A partir de allí nació una gran y fiel amistad.

Deberíamos aprender, que la amistad no conoce las razas, el color de piel ni la diferencia de género.

Una vez crecido el niño, ya siendo jefe de la tribu, tenía a su lado un amigo fiel.  Desde siempre los originarios cuidaron a la fauna y protegieron a los animales del bosque.

 

 

EL NIÑO FICTICIO

Paso una infancia agradable junto a sus hermanos en la casona paterna

Sus primeros estudios los hizo en un colegio religioso como internado.

Los curas moldeaban el carácter de los alumnos a fuerza de castigo, plegarias y ruegos. Formaban personas sin identidad y amoldados a conceptos irreales fuera de esos muros del internado. Era un estricto régimen. La religión marcaba cada acto y cada pensamiento en ellos, el lavado de cerebro era magistral.

Culminado el ciclo del internado ingreso a la universidad y su timidez lo llevo a sumergirse en cuanto libro aparecía en sus manos, logro títulos pero no logro vida.

El impacto con el mundo real fue catastrófico, nada era como él pensaba, todo era diferente eso lo hacía sentir un ser extraño. Fue cuando dio comienzo la ambivalencia de situaciones, su hogar, en donde transcurrían los días de manera ficticia, tratando de aparecer en el  inserto social encumbrado, su profesión que lo llevaba a relacionarse con ese entorno y su manera sub realista de vivir en la figuración  no le permitía abordar la realidad, dio un salto al abismo y se decidió por el mundo real. Armo su coraza de manera tal que primaran sus logros a su persona y así  pasaba largas horas leyendo libros, asistía a la pobre biblioteca del lugar hasta que decidió ir a la biblioteca de la universidad, que estaba recién inaugurada, devoraba libros de todo tipo, especialmente los técnicos, si hubiese tenido esa capacidad para interactuar con las demás personas, hubiese sido un ser excepcional. Pero su ego no se lo permitía, creía que tratar bien a las personas era descender de su status.

Ya con su título de Profesor en Ingeniería se dirigió a  buscar un nuevo rumbo a otros sitios .

Nada le convencía, se preguntaba qué hacía en este pueblo habitado por ignorantes originarios y por inmigrantes que ni siquiera hablaban bien castellano, qué hacía en este pueblo primitivo; se sentía decepcionado por haber elegido este lugar para refugiarse y escapar de sus problemas personales.  A medida que conocía el lugar, veía con sorpresa la potencialidad económica de éste en donde la gente no hacía ostentación de fortuna ni poderío económico, le llamaba la atención que los colonos, dueños de casi todos los aserraderos de la zona, asistieran a la cooperativa  formada por ellos, en ropa de trabajo, ver a estos mismos sentados en la confitería vestidos con la famosa ropa de grafa. Él estaba convencido que el poderío económico obligaba a traje y corbata, a hacerse notar diferente ante los ojos de los demás y no frecuentar los lugares  que el populacho frecuentaba, claro está que su modo de vida era erróneo y por ello jamás pudo interactuar libremente.

a sus primeros pasos en una vida que lo golpeaba en cada esquina, todo acto estaba reñido con su formación religiosa, pero era una pieza que no encajaba en el rompecabezas del mundo. Un mundo ambicioso, irreflexivo, despiadado, mortal para el que no lo supiera transitar.-

 

 

EL ÑIÑO ALEMÁN

 En estas líneas plasmo la persecución nazi  ,sobre anécdotas reales que me  comentaba mi abuelo, tan terroríficos en el centro de los cuarteles de la Gestapo, donde fueron torturadas las víctimas del terror nazi.

EL NIÑO DEL TERROR

El maestro se dirigió a su alumno : Hans, ¿me escucha? , ¡Le estoy hablando!

El joven Hans abrió los ojos.

¿Qué desea, maestro?

El maestro: usted está durmiendo.

Hans : ¡Usted, maestro es un desconsiderado!

Usted, lleva años en este colegio, gracias a las cuotas que aportan los padres.

 Maestro; ¡por favor Hans, venga!

¡ Cállate , maestro mediocre ! . Hans lo miró con una sonrisa irónica. Levantó un libro y lo arrojo contra el maestro-

Muy impresionado el educador murmuró: Pretenden que los educadores soporten las        humillaciones.

Pero el maestro no sabía de la estrecha relación que mantenía el padre de Hans con el director del establecimiento educativo.

Era un padre que había intentado detener a su hijo en varias ocasiones...  Era un niño muy   difícil

Hans había vivido muy bien, estudiaba en los mejores colegios, aprendió idiomas, había  recibido instrucción democrática.

Como padre había hecho lo que creía que debía hacer, pero su hijo Hans con su manera de actuar lo estaba defraudando.

Sentía en su fuero interno de estar ante un hombre cruel , nada menos que su hijo.-

Una mañana, mientras el padre hacía las compras de rutina, se le acercó un oficial para saludarlo e informarle que el joven Hans solicito entrar al ejército y ha sido aceptado

Hans estaba convencido de ir al ejército en vista del rumbo que iba  tomando la guerra.

Esperaba ansioso ese día, hasta que llegó .

Salió de su casa tan impaciente sin siquiera despedirse de sus padres.

Su única intención era incorporarse a la SS. a los gloriosos cuerpos del Reich, donde su futuro era un buen puesto en la  SS.

Comenzaba una nueva etapa, un destino como enlace de la Oficina Central de Seguridad del Reich.

Hans: estamos en guerra y tenemos la obligación de hacer algo por Alemania.

¡ Brindemos por Alemania ! .

Hans como su amigo Ernst no vacilaban dar órdenes a los centinelas para acabar con    las vidas.

Efectivamente , para deshacerse de los deportados los obligaba a ducharse en agua helada durante una hora, así se morían por paro circulatorio.

A Hans  ese lugar le parecía encantador , después los mandaba al crematorio

Les proporcionaba placer quitar la vida a otros hombres , judíos , gitanos, comunistas , homosexuales, discapacitados....

Comenzaba por las mujeres en circunstancias extremas, a las embarazadas muertas las abrían para estudiar los fetos, para ampliar conocimientos científicos que servirán a la humanidad.

Un día lluvioso , pero el mal tiempo no le afectaba a Hans y  a los demás oficiales de las SS , quienes estaban a la espera de que se abría el portón del campo  por donde entraban los vagones con las mujeres de pie , procedentes de Berlín.

Hans se dirigió a su compañero Ernst, ante los ojos de esas mujeres , junto a sus niñitos que eran más que ruinas humanas.

 Hans : amigo Ernst,  ¡ Ya verás qué espectáculo ! .

 Ernst :a eso hemos venido , a divertirnos....

          

 

 

 

EL  NIÑO NATIVO

 

 

Niños guaraníes, pacientes en su hábitat, Aguardan con calma la llegada

de algún temporal... Vientos, lluvias...No se atemorizan , nacieron juntos.

No hay julepes, solo la bravura de niños valerosos.

Heroicidad y transparencia.... Intrépidos en las tierras indómitas.

Rojo el suelo verde el entorno .Selva impenetrable ,ríos caudalosos

Silencios rotos por el canto de los pájaros ,por el rugir del tigre

Pies descalzos, cuerpos curtidos  al viento…

Chiripa de bolsa para tapar su intimidad

Caminan los senderos en busca del sustento. Monte adentro .

Rio arriba ,si de pescado es el plato

Nada los detiene, todo es naturaleza y en ella viven

Madres aseando a sus hijos en el rio, Amamantándolos en la choza de paja y hoja de palma .

Son artesanos naturales, dibujantes de realidades,

Escritores de pasiones defensores de su cultura

Quienes entienden la vida siente vergüenza y los admira

Quisieran emularlos, ser tan real como ellos, desprovisto de la materialidad

Viven con la naturaleza Nadie los iguala, son único.

Su humildad, su honestidad, la simpleza de sus palabras. Lo convierten en Niño  Indio Sabio.-.

 

 

Ellos nos enseñan , Nos invitan a reflexionar sobre la diversidad cultural –

Nos enseñan a través de los hechos .

Nos enseñan a ver a las personas por los que son y no por sus características exteriores.

Elisa Barth- Derechos reservados-

Exibições: 41

Comentar

Você precisa ser um membro de Poetas e Escritores do Amor e da Paz para adicionar comentários!

Entrar em Poetas e Escritores do Amor e da Paz

Comentário de Sílvia Mota em 19 março 2018 às 16:06

Diversas facetas... diferenciado viver...

Belo trabalho, querida escritora.

Beijosssssssssss

Comentário de MARGARIDA MARIA MADRUGA em 18 março 2018 às 15:40

Bonito e cuidadoso trabalho Escritora Elisa.

Comentário de Elías Antonio Almada em 14 março 2018 às 15:49

Comentário de Elisiário Luiz em 13 março 2018 às 13:27

 Muito bom quanto bem tão real quanto ao que somos com que nos abraçamos Fique bem - Abraços!

Membros

Designers PEAPAZ

*Sílvia Mota*

*Nara Pamplona

*Livita*

*Margarida*

 *Imelda*

*Toninho*

Poema ao acaso...

Visitantes

Liv Traffic Stats

Mídias Sociais

View Sílvia Mota ***'s profile on LinkedIn

Badge

Carregando...

© 2018   Criado por Sílvia Mota.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço